Busca en el ISDEN

La amenza creciente de la tuberculosis en Lima

Compartimos el artículo publicado por el boletín "De la Exclusión al Reconocimiento" (Setiembre) del Instituto Bartolomé de Las Casas. Una interesante síntesis de lo publicado hace unas semanas en el diario La República sobre el problema de la Tuberculosis en Lima.

El Diario La República dedicó durante tres días un amplio informe sobre la situación de dicho flagelo en nuestro país, preparado por Juan Takehara, Juan Carlos Ortecho y Ricardo Uceda, de la Agencia INFOS. Nos parece importante destacar sobre este flagelo:

1.- Que el Perú, junto con Haití, es el que presenta las tasas más altas en la región latinoamericana. Y dentro del Perú es Lima la que tiene la más alta incidencia. especialmente en la capital. En Lima se presenta la mayoría de casos de los tres tipos de Tuberculosis, la llamada sensible (TB), la Multidrogo resistente (TB-MDR) y la Extremadamente Resistente (TB-XDR). INFOS dice que en Lima “cada año hay oficialmente 20,000 nuevos casos de tuberculosis (que representa el 50% de los casos en todo el país) y de los cuales 15,000 se encuentran en edad productiva (15 a 50 años)”. Y agrega que la mayoría de estas personas hacen uso del transporte público.

2.- El crecimiento de la variante TB-XDR, la más letal de todas. La mayoría de estos casos se dan en Lima, sobre todo en Lima Este: El Agustino, San Juan de Lurigancho, Santa Anita y Ate. El primer caso de TB XDR fue diagnosticado en 1999, desde entonces se han identificado 480, las dos terceras partes de ellos ya han fallecido.

3.- El Informe de la Agencia Infos, en La República, también  destaca lo poco preparado que está nuestro sistema de salud para afrontar la situación, dado que no hay personal suficiente, ni con adecuada capacitación, para manejar la enfermedad; ni se cuenta con los medios necesarios para asegurar la protección del personal de salud. Pero también debido a los pocos ambientes hospitalarios que existen para tratar a los enfermos sobre todo de TB-XDR.

4.- Es importante recordar que la Tuberculosis se transmite por el aire y que cada enfermo de Tuberculosis contagia entre 15 y 20 personas por año.  A pesar de ello, en nuestro país, no se realiza de manera sistemática estudios de diagnóstico en las personas del sector salud que tienen contacto con casos de Tuberculosis y menos aún en escolares y en trabajadores del transporte público.

 La Agencia INFOS señala que la Universidad Autónoma de Barcelona, a través del Grupos de Investigación de Africa y América Latina (GAAL), hizo un estudio a 400 transportistas de la zona Ate-Vitarte, en el 2010. Y  el estudio reveló que el 76,6% de ellos estaba infectado con el bacilo de la tuberculosis. La mayoría tenía más de dos años trabajando y pasaban más de 60 horas semanales dentro del vehículo. Y agrega que “el estudio confirmó que la tasa de incidencia de la enfermedad en este grupo ocupacional era de 1,416 caos por 100,000 habitantes; cuando el promedio nacional es de 125 por 100,000 habitantes. Es decir, 11 veces más alta”.

INFOS nos dice que “De acuerdo con sus conclusiones, las personas que usan transporte público en Lima de manera diaria tienen un riesgo cuatro veces mayor de enfermar de tuberculosis. Si el tiempo de traslado es de una hora o más, este riesgo aún se incrementa en dos veces más”. Lo que facilita el contagio en el transporte público limeño es la escasa ventilación y el reducido tamaño de las unidades de transporte.

5.- Aunque la mayoría de contagiados son de los niveles socio-económicos D y E, todos estamos en peligro de contagiarnos.  Para demostrar su aserto el informe presenta casos anónimos de personas pertenecientes a la clase media y alta que se contagiaron de TB-MDR.

En el Informe, preparado por la Agencia INFOS para La República, se señala que en los países desarrollados los enfermos son aislado para ser asistidos y tienen limitada circulación. “Pero en la ciudad de Lima los enfermos desarrollan diversas actividades en contacto estrecho con la población sana, obligados a trabajar para vivir. Algunos de ellos son choferes de microbuses de transporte público o trabajadores que laboran en ambientes cerrados, una condición que facilita el contagio” y agregan que “Una persona con gripe o bajas defensas inmunológicas puede contraerla si viaja al costado de un infectado en un microbús”.

6.- Que a pesar del crecimiento de la última década, en nuestro país persisten  condiciones sociales que colocan a las personas en mayor vulnerabilidad de ser afectadas por la TB. Las situaciones que pueden generar un mayor riesgo de contraer la Tuberculosis  son hacinamiento en las viviendas, mala nutrición, empleo informal (sin condiciones de trabajo adecuada, como el caso del transporte público) y baja  cobertura de algún tipo de seguro, dado que la mayoría de pacientes afectados por la Tuberculosis  no cuentan con los recursos económicos necesarios  para los exámenes auxiliares que se requieren (toxicológicos, radiológicos etc.) y en muchos casos se presentan problemas con la provisión de los medicamentos.

Por ello nos parece pertinente recordar la propuesta hecha años atrás por las organizaciones integrantes de la Mesa Temática de TB – Foro Salud y otras instituciones, que  “Debido a la intrínseca y perversa relación entre Tuberculosis y pobreza en nuestro país, la disminución tangible de la Tuberculosis sensible y de sus diversas formas resistentes, deberían ser incorporados  formalmente como un indicador para medir los niveles de pobreza, así como para medir el índice de desarrollo humano en el Perú”

 

Éste es el enlace del Boletín

 
.
Calle Los Girasoles, Mz. "M" Lt. 20, Los Jazmines de Naranjal,
Los Olivos, Lima, Perú
Telef: (511)637-2915 / Email: isdenmsc2009@gmail.com
Copyright © 2017 - Instituto de Salud MSC "Cristoforis Deneke" - ISDEN