Busca en el ISDEN

El lado tuberculoso del crecimiento

TUBERCULOSIS Y CRECIMIENTO ECONÓMICO son términos incompatibles. El Perú creció en el 2012, 6,3%. La inversión privada creció 13,6%, la inversión pública hizo lo mismo en 20,9%. El ingreso de capitales fue de US$ 20.244 millones. El superávit fiscal fue de 2,1% del PBI. Las reservas internacionales netas crecieron 31%, llegando a US$ 63,991 millones. La inflación del 2012 fue de 2,65% y el Fondo Monetario Internacional alaba la disciplina fiscal y monetaria de la economía peruana y la pone como un ejemplo a seguir en la región.

Pero el lado oscuro del crecimiento económico es que el Perú ha logrado el infame logro de ser el segundo país en América Latina con más casos de tuberculosis, esa enfermedad producto de la miseria. Solo Bolivia nos supera. Flaco consuelo. La incidencia de TBC a nivel nacional es de 106 casos por cada 100 mil habitantes, según un reporte del Ministerio de Salud. Sin embargo, la ministra Midori de Habich indicó que la tasa de TBC disminuyó “levemente” en el 2012, de 32.703 a 32.145 casos. O sea, 558 casos. ¡Vaya logro!

El Perú, para mayor indignidad, es el país del continente americano con el mayor número de casos reportados de tuberculosis multidrogorresistente (MDR), la versión más agresiva de esta enfermedad, pero también de la extradrogorresistente (XDR), la cepa más violenta y más difícil de combatir. Durante el 2012 se registraron 1.216 casos de tuberculosis MDR (26 más que en el 2011) y 84 de tuberculosis XDR (3 más que el año pasado). Cerca del 90% de esos pacientes viven en Lima y Callao.

Desde el 2010, los casos de TBC a nivel nacional se han mantenido alrededor de 32 mil. Unos 15 mil solo en Lima. En el 2012 se incrementó en un 3% los casos de menores de 19 años con tuberculosis en todas sus formas. Se estima que una cuarta parte de la población con TBC está compuesta en este grupo etario. El distrito con más incidencia de casos de TBC es San Juan de Lurigancho (2276 casos). Lo siguen Ate (1162), San Martín de Porres (756), Comas (700), Villa María del Triunfo (691) y Villa El Salvador (662). El 60% de los casos todavía se concentra en personas entre los 20 y 59 años. Sin embargo, cerca del 80% de niños atendidos en el Instituto Nacional de Niño fueron contagiados por un familiar adulto que padece TBC. Cada año se atiende en este lugar un promedio de 150 menores afectados por TBC.

En las regiones la situación no es mejor. El crecimiento urbano desordenado, sin condiciones de salubridad en muchos casos, de ciudades como Lambayeque hacen que se incrementen los casos de TBC. Autoridades de salud detectaron a 22.953 personas con síntomas de TBC en esa ciudad. En La Libertad se conoció que hasta el 2007 los casos de TBC llegaban a 110, pero se incrementaron en los últimos cinco años a 788. En Junín se detectaron 101 casos apenas en los tres primeros meses del 2013. La mayor incidencia de TBC en esta región está ubicada en las zonas pobres de los Valles de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), donde campea el narcoterrorismo y no existe presencia del Estado. En el 2012 se registraron 800 casos de TBC en el Cusco pero más grave aún es que se han presentado más de 50 casos de tuberculosis MDR y un caso de tuberculosis XDR. En lo que va del año en Puno ya hay 80 pacientes con TBC y siete ya han fallecido. En la región selvática de Loreto fallecieron 845 personas con TBC en el 2012. Iquitos es la ciudad con más casos de la región.

Extraido del boletín virtual "De la exclusión al reconocimiento" N° 53, Insituto Bartolomé de Las Casas © 2013
Instituto Bartolomé de las Casas

 
.
Calle Los Girasoles, Mz. "M" Lt. 20, Los Jazmines de Naranjal,
Los Olivos, Lima, Perú
Telef: (511)637-2915 / Email: isdenmsc2009@gmail.com
Copyright © 2017 - Instituto de Salud MSC "Cristoforis Deneke" - ISDEN