Busca en el ISDEN

Foro Internacional de Bioética, ambiente e inclusión social
Bioética y humanización
Martes, 20 de Noviembre de 2012 14:15

Por tercer año consecutivo el Instituto Nacional de Salud (INS), el Instituto de Salud MSC Cristóforis Denéke (ISDEN) y el Departamento Episcopal de Pastoral de la Salud (DEPASA) organizaron el III Foro Internacional de Bioética, ambiente e inclusión social, que este año se realizó en el auditorio del Colegio de Jesús, Pueblo Libre.

El Foro se inició con las palabras de inauguración del Dr. Marco Antonio Bartolo, sub jefe del INS, quien enfatizó que todo desarrollo en tecnologías, biotecnológias y en general de la ciencia debe respetar la dignidad de la vida humana y su entorno.

María Pfeiffer

La primera ponencia estuvo a cargo de la Dra. María Luisa Pfeiffer, filósofa e investigadora argentina, miembro de instancias de bioética y derechos humanos en su país y Latinoamérica, quien desarrolló el tema de Responsabilidad ética con el ambiente.

La Dra. Pfeiffer partió de los inicios de la bioética y la confusión de limitarla sólo a la práctica médica, dejando otras dimensiones del ser humano (económico, ambiental, social, etc.) fuera de su ámbito de intervención. Para Pfeiffer la bioética es el cruce de muchas disciplinas para cuidar la salud y la vida, lo cual también significa justicia.

Considera que el mayor problema que asola la humanidad es la “riqueza”, ya que la pobreza sólo es posible cuando existe la acumulación de riquezas en muy pocas manos y una enorme desigualdad. Hizo referencias a ilustres pensadores como Rousseau que siglos atrás afirmaba que la desigualdad no es un estado natural en el ser humano, sino un problema principalmente ético.

En este sentido, la concepción de un modelo de desarrollo imperante basado en un mercado que privilegia la acumulación es insostenible y sobre todo injusto: destruye la naturaleza, empobrece al ser humano, degrada el tejido social, amenaza a la propia especie humana, va contra una ética de la vida que pretende el buen vivir para todos.

David Roca

El Dr. David Roca, especialista en educación ambiental y actualmente ejerce como periodista en diversos medios, expuso el tema El ambiente como derecho y factor de desarrollo humano.  Su enfoque fue que el ser humano no tiene un derecho “per se” del ambiente, sino que debe ganárselo. En este sentido el derecho que ejerce es interdependiente y que está ligado indisolublemente a su deber de cuidar, de conservar, de vivir bien en equilibrio con los demás componentes. Son dos caras de una misma moneda.

Para Roca, el problema se inicia de la ubicación de ser humano fuera de la naturaleza, de hacerse ajeno a ella y ejercer un poder sin medida. Esto supone una alienación de su propio entorno al que naturalmente es parte. Esta autoexclusión no permite un buen vivir.

Citó el caso de los conflictos ambientales en Cajamarca, donde hay en enfrentamiento de dos enfoques distintos de desarrollo, uno hegemónico e impositivo (globalización occidental) que refleja esta manera de explotación de los recursos para generar más riqueza, frente a otro que desde los pueblos se visualiza en su lucha por cuidar y defender sus ecosistemas, como parte fundamental de su vida y su desarrollo humano.

El ambiente, para Roca, puede ser un factor de desarrollo  pero sólo se gana revirtiendo esta tendencia a la fragmentación de los componentes de su entorno. “El desarrollo es hoy en día una posibilidad sólo abierta en el sentido de la defensa de la vida y sólo de esa manera se convierte también en factor de justicia social” finalizó el especialista.

Humberto Ortiz

El economista Humberto Ortiz, miembro de la comisión Episcopal de Acción Social (CEAS) y consultor en temas de justicia social y dignidad humana, trató el tema de Comunidades campesinas y desarrollo sostenible. Ortiz inició con datos estadísticos sobre comunidades campesinas, nativas, pobreza, actividades extractivas, producción de biocombustibles y otros a modo de un panorama general de la situación.

Con ello plantea una mirada geopolótica, geoeconómica y hasta geocultural de esta problemática que sólo se sitúa en un corto enfoque economicista y consumista. La exclusión tiene que ver con estos temas. EL modelo de extracción va por un lado diferente al de enfrentamiento de la pobreza de las comunidades afectadas por esta actividad.

Agregó que el paradigma actual del país y de America Latina prioriza la captación de las  industrias extractivas, y deja como secundario la salud, las personas y su desarrollo. Frente a esta situación hay que voltear este enfoque. El desarrollo plantea una responsabilidad social pero no vista como filantrópica o de limosna, sino comprometida, involucrada y que involucre acciones de largo plazo. En el fondo esto implica un cambio del paradigma económico que sienta las bases de esta situación.

Humberto Ortiz finaliza con una cita del Papa Bendicto XVI: "Se trata, en definitiva, de asumir una actitud interior de responsabilidad, capaz de inspirar un estilo de vida distinto, con la sobriedad necesaria en el comportamiento y el consumo, para favorecer así el bien de la sociedad. Y que valga también para las generaciones futuras, por su sostenibilidad, tutela de los bienes de la creación, distribución de los recursos y, sobre todo, el compromiso concreto por el desarrollo de pueblos y naciones enteras" (Mensaje para la jornada mundial de la alimentación 2011).

Preguntas del público

Este foro también dio espacio para la participación del público asistente que formuló sus preguntas a los expositores y se dio gran espacio para responderlas. Las consultas giraron en torno a los derechos de las comunidades campesinas,  si nos encaminabámos a una real inclusión social, el conflicto del "Conga" en Cajamarca, el "buen vivir" frente a un modelo de vida insostenible, el rol de la bioética en el escenario latinoamericano, entre otras.

Citamos brevemente algunas preguntas y respuestas (resumidas) de los ponentes:

Pregunta sobre la relación del bien vivir y el desarrollo sostenible

David Roca: El buen vivir es un concepto que parte de los pueblos originarios más cercanos a la naturaleza. A ido ganando aceptación en países como el Ecuador, Bolivia y también en espacios de círculos académicos. Se refiere a una forma de vivir en armonía con la naturaleza y toma cierta distancia con el desarrollo sostenible por ser éste último una forma de mantener el modelo ajeno e impuesto de consumo y explotación de los recursos. El buen vivir plantea un cambio desde las propias bases de la relación entre las personas y la naturaleza.

María Pfeiffer: Coincide con Roca que el desarrollo sustentable es un concepto importado desde los países "desarrollados", con un modelo de vida que el planeta no alcanzaría para cubrirlo. El buen vivir es un enfoque diferente: prioriza el desarrollo de las necesidades y capacidades del ser humano sobre el afán de la acumulación de recursos. Plantea cambiar de "Vivir bien"

Humberto Ortiz: El bien vivir es la distribucion de las riquezas, respeto a la diversidad, el derecho de los pueblos y remite a la comprensión de la tierra como madre. Es la superioridad etica  frente al concepto occidental de desarrollo que juega mucho con variables económicas. Pone a las personas y a las comunidades como el centro.

Pregunta sobre la visión de la bioética en Latinoamérica.

María Pfeiffer. El reto de la bioética en la actualidad es sacarla de los hospitales. Se ocupa de los aspectos asistenciales (salud, enfermedad) que son importantes pero con respecto a las relaciones entre el hombre el ambiente aún no hay un trabajo que hacer. El ser humano tiene que darse cuenta que forma parte integrante y que defenderlo es defender la vida. De eso aún estamos lejos, y nuestros gobiernos aún más.

Pregunta sobre los conflictos socio ambientales en Cajamarca.

David Roca. En Cajamarca hubo una gran actividad minera durante mucho tiempo y sin embargo la pobreza sigue ahí. El pueblo ya está cansado de los maltratos que reciben la gente, el ambiente y su comunidad en general. Hay un consenso de defender principalmente el agua que es un recurso vital para los pobladores. Y si piden mi opinión personal "Conga no va".

Humberto Ortiz. Tal como están las cosas, el proyecto Conga, pasa por la licencia social. No la hay, no creo que el proyecto tenga viabilidad. Yo creo en el diálogo, pese a que la consecuencia de ello podría ser que el proyecto no vaya. Además hay una ausencia del Estado en estos lugares. Los ánimos se exacerban y los conflictos se tornan violentos.  Hay que agregar que los proyectos mineros generalmente no toman en cuenta el tema agrícola, que es una forma alternativa de actividad económica, de igual forma el agua.

Pregunta sobre la relación entre la ética y la política

María Pfeiffer. La ética es condición. No hay ética sin política, va por delante de ella. En este sentido que el diálogo es un instrumento político y ético interesante, pero hay que tener en cuenta que cuando el diálogo no se da en iguales condiciones éste no existe. Ahí es donde el Estado debe intervenir para empoderar a los grupos en estado de vulnerabilidad para ejercer su derecho y defender su dignidad.

........

La Hna. María van der Linde, directora del ISDEN dio las palabras finales de clausura del Foro Internacional, que fue un espacio de aporte y reflexión en el debate bioético del ambiente, tema actual y urgente por tener implicancias fundamentales sobre la vida y la salud del ser humano.

Pueden descargar las presentaciones en PPT de los ponentes aquí y también los AUDIOS MP3 para que puedas escuchar las exposiciones

Visite nuestro álbum de fotos del III Foro Internacional de Bioética

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

.
Calle Los Girasoles, Mz. "M" Lt. 20, Los Jazmines de Naranjal,
Los Olivos, Lima, Perú
Telef: (511)637-2915 / Email: isdenmsc2009@gmail.com
Copyright © 2017 - Instituto de Salud MSC "Cristoforis Deneke" - ISDEN