Busca en el ISDEN

El pedido de revocatoria a la alcaldesa de Lima Susana Villarán
Análisis y reflexión
Miércoles, 21 de Noviembre de 2012 12:59

En el mes de octubre, la dra. Pilar Arroyo, trató ampliamente el tema del indulto al ex presidente y sentenciado Alberto Fujimori. En noviembre trata el tema del pedido de revocatoria en Lima. Este artículo es tomado de la Web del Instituto Bartolomé de las Casas, y agredecemos publicarlo como aporte al debate en temas de coyuntura en Lima y el Perú.

LOS IMPULSORES DE LA REVOCATORIA

            A continuación queremos presentar los principales interesados en el proceso de revocatoria en marcha:

1.- La agrupación política Solidaridad Nacional

            Es conveniente recordar que esta intención de revocatoria fue planteada casi al día siguiente de la elección de Susana Villarán de la Puente como alcaldesa de Lima, por partidarios del anterior alcalde, Luis Castañeda Lossio. Y fue ratificada a los 100 días de su administración cuando la Municipalidad de Lima emitió un informe donde señalaba que a Luis Castañeda Lossio también le cabía responsabilidad en el acto de corrupción conocido como Comunicore. Hasta antes de dicho informe Castañeda había logrado quedar fuera de la investigación, argumentando que no tenía responsabilidad alguna porque todo se había hecho a sus espaldas. El Informe del equipo de Villarán demostró que era imposible que la corrupción de Comunicore se hubiera dado sin conocimiento del  alcalde Castañeda, dada la estructura de mando en la Municipalidad.

            Y en un video (del 13 de mayo del 2012) difundido esta semana, Boris Alegría, representante legal del revocador Carlos Vidal, se presenta como el nuevo encargado de llevar a cabo la revocatoria en Lima y afirma que  “el cargo ha caído sobre mí, gracias a la confianza que nuestro secretario general, (José) ‘Pepe’ Luna ha tenido conmigo. Yo me estoy encargando de llevar ese tema dentro del RENIEC, y va a salir, de eso no hay ninguna duda. ¿Eso qué quiere decir? Que en unos pocos días se va a anunciar la convocatoria al referéndum". Aseguró que esta iba "de todos modos", e instó a los militantes a trabajar para conseguir el "éxito electoral" de Luis Castañeda[1].

            Por ello el periodista y analista político Augusto Alvarez Rodrich señala que “Ya es muy difícil ocultar que él [Luis Castañeda] es el inspirador e ideólogo de la revocatoria, tanto por su actuación como por las declaraciones del mascarón de proa del proceso –Marco Turbio- [se refiere a Marco Tulio Gutiérrez], quien ha reconocido que el secretario general de su partido, el congresista José Luna Gálvez, financia el operativo para demoler a Villarán”[2].

            Solidaridad Nacional tiene el total respaldo del fujimorismo en su intención de lograr la revocatoria de Villarán, así como también de sectores del Partido Popular Cristiano (PPC) como Alberto Beingolea y Raúl Castro y también de algunos sectores del APRA, como Mauricio Mulder y Jorge del Castillo.

            Para lograr que su propuesta prospere en la Opinión Pública, Solidaridad Nacional, faltando a la verdad, desde el inicio  acusó a la alcaldesa Villarán de haber paralizado las obras de Castañeda. Y decimos faltando a la verdad porque más bien la alcaldesa fue elogiada por el ex alcalde de Lima, Luis Bedoya Reyes, por haber asegurado la continuidad de obras importantes para la ciudad como:

  • Los hospitales de la solidaridad. Se han inaugurado varios más desde el inicio de su gestión entre ellos el del Rímac,  San Juan de Lurigancho, Mirones y Villa María del Triunfo. Pero además, se ha mejorado la atención incorporando algo que es fundamental en la atención al paciente: un sistema de historias clínicas.
  • Se ha continuado con las escaleras en los cerros. Villarán ha construido 224 escaleras en los cerros de los distritos de San Juan de Lurigancho, San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo, Carabayllo y Chaclacayo. Y al igual que en el caso de los hospitales, se ha mejorado el sistema colocándose “unos paneles informativos que codifican estos espacios, lo que ayuda a identificar mejor el lugar donde viven las familias (…) Además, los paneles incluyen información en código Braille para las personas con discapacidad visual”[3].
  • También se ha continuado con la construcción de losas deportivas, habiéndose construido a la fecha 40 losas.
  • El Metropolitano: se han ampliado las frecuencias y las rutas, duplicándose los usuarios, desde el inicio de la gestión de Villarán.
  • La continuación de la Vía Expresa

            Y en el caso de los túneles que conectarán el Rímac con San Juan de Lurigancho la paralización habida es porque, debido al apuro del ex Alcalde Castañeda para inaugurarlo antes de que terminara su gestión, uno de ellos sufrió un derrumbe espectacular y ha habido que hacer nuevos estudios para retomar la obra garantizando que no se ponga en peligro la vida de quienes circularán por allí.

2.-  Un importante sector de los medios de comunicación

            La labor de Solidaridad Nacional ha sido facilitada por una prensa mayoritariamente hostil a la alcaldesa, por provenir ella de las canteras de la izquierda peruana.  Recordemos que en las elecciones limeñas la mayoría de medios de comunicación (El Comercio, Perú 21,  Correo, Expreso, La Razón, RPP, etc.) se alinearon con la candidata del Partido Popular Cristiano, Lourdes Flores Nano, y lanzaron todo tipo de acusaciones contra Villarán, buscando “demonizarla” frente al electorado. Entre las “perlas” que se lanzaron contra ella era que apoyaba a los terroristas, que quería legalizar las drogas, que daría el control de la educación al SUTEP, que pondría los hospitales de la solidaridad para que la gente aborte, etc.

            Luego de su elección,  dicha prensa no ha dado cobertura a las diversas e importantes iniciativas que la alcaldesa ha ido teniendo y más  bien se ha esmerado en presentarla como alguien que no hace nada, de allí el apelativo de “lady vaga” que lograron popularizar en la ciudadanía. Además, como bien señalan los de la ONG Desco, “Los sucesivos paros de los dueños del transporte público, muchos de ellos claramente mafiosos e impunes en su desprecio por los usuarios y por las normas más elementales de tránsito y posteriormente, los enfrentamientos generados con sectores de los comerciantes mayoristas de alimentos, fueron utilizados como parte de una campaña de demolición, a la que se sumaron gozosos buena parte de los medios de comunicación”[4].

            Las diversas iniciativas de la Municipalidad para lograr el respeto a los derechos de todas las personas por igual; la promoción de una ciudadanía activa y de una   cultura viva comunitaria; así como también sus esfuerzos por ordenar el caótico e inseguro transporte público (responsable de los altísimos índices de accidentes que registra nuestra capital y de pérdidas económicas superiores a los 1,200 millones de soles, según el Banco Mundial) han sido sistemáticamente ignorados y/o distorsionados por dichos medios. Tampoco han dado cobertura a los esfuerzos de la Municipalidad por impulsar, con una amplia participación ciudadana,  un Plan Regional de Desarrollo Concertado de Lima 2012-2025.

3.- Un sector de la opinión pública

            El constante hostigamiento a la gestión municipal de Villarán, tanto por parte de los revocadores (y sus aliados políticos) como de los medios de comunicación, así como también las preguntas sesgadas que hacen las encuestadoras,  han impactado en la Opinión Pública, sobre todo de los niveles socio económicos (NSE) C, D y E; lo que se refleja en su baja aprobación en las encuestas. 

            Sobre la labor de las encuestadoras, el periodista César Lévano, comentando la encuesta de Ipsos-Apoyo, publicada por el El Comercio el domingo 18 de noviembre opina “La primera razón para la revocatoria (42 por ciento) sería porque la alcaldesa no ha solucionado el problema de la delincuencia. Eso indica que la encuestadora planteó ese tema, como si no supiera que el problema es antiguo, y que, en todo caso, afrontarlo corresponde al Ministerio del Interior y la Policía, más que a la Municipalidad ¿Por qué tenía la encuestadora que proponer esa "obligación" como tarea municipal? Sabido es que una forma de desfigurar la opinión pública es formular preguntas sesgadas, que en su formulación contienen ya la respuesta”

            Y agrega Lévano “Desfiguradora es una pregunta sobre la violencia en la operación policial en La Parada, el jueves 25 de octubre. Resulta que se colocó entre los culpables de esa violencia a la alcaldesa Villarán. Sin duda por eso ella aparece, para el 61 por ciento, como responsable de esa violencia. Ese resultado choca violentamente con la respuesta a esta pregunta: "¿Cree que en la protesta contra el traslado del comercio mayorista en La Parada hubo comerciantes que pagaron delincuentes para atacar a la Policía o el ataque a los Policías fue espontáneo?". Tres cuartas partes de los consultados, 76 por ciento, opina que se pagó a los delincuentes”[5].

            Sin embargo, nos parece que la alcaldesa  cometió el error de no invertir (tal vez por austeridad) en un buen equipo de prensa y comunicación que en permanente contacto con la opinión pública fuera aclarando los infundios que se lanzaban contra ella; así como también hiciera conocer a la opinión pública los motivos de algunas de sus decisiones y los avances de su gestión. Igualmente importante hubiera sido que se explique didácticamente el tiempo que demora en ponerse en ejecución las obras. Debido a las normas de manejo presupuestal del Estado toma entre 8 y 15 meses hacerlo.  Por otro lado, estimamos que era importante hacer una labor de docencia para que la opinión pública, acostumbrada a juzgar a sus autoridades por la cantidad de cemento que siembran, valorara el esfuerzo de la alcaldesa por apoyar masivamente la difusión cultural y el deporte, así como también generar orden, ciudadanía, e institucionalizar la vida en la ciudad, luchando contra la informalidad en el transporte y la comercialización d alimentos, pues al amparo de dicha informalidad florecen la corrupción, la violencia y el caos. Este esfuerzo beneficia a todos los ciudadanos, sobre todo a los más pobres.

4.-  Los que han sido afectados por la honestidad de su gestión

            Recordemos que la actual gestión municipal es honesta y ello ha sido reconocido tanto nacional como internacionalmente.  En efecto, la prestigiosa revista británica The Economist (fundada en 1843 y de lectura obligada para las elites mundiales) afirma que Villarán apenas ingresó a la Municipalidad “Empezó rescindiendo enormes contratos de consultoría que proliferaron bajo su predecesor, Luis Castañeda”. Y agrega que Villarán “no ha demostrado  ser una alcaldesa excepcional: su partido es pequeño y no tenía ninguna experiencia en el manejo de una gran organización. Pero tampoco ha hecho un trabajo particularmente malo: es honesta, y poco a poco ha empezado a imponer cierto orden en una de las capitales más caóticas de América Latina, donde viven alrededor de 8,5 millones de personas”. The Economist dice que la revocatoria “está siendo utilizado por una coalición turbia para tratar de sacar a Susana Villarán, alcaldesa de Lima, al parecer porque ha tratado de aplicar la ley y combatir la corrupción”[6].

            Como señala Augusto Alvarez Rodrich: “Hay empresas vinculadas a la prestación de servicios y obras municipales que estaban acostumbradas a ganar contratos dejándole una tajada en el bolsillo al que tomaba las decisiones. Eso ha cambiado”[7].

5.- Los que están siendo afectados por la reforma del transporte público y la reubicación de La Parada

            En el primer caso hay que recordar que desde el alcalde Barrantes (hace más de 30 años) ningún alcalde había podido con los transportistas. Barrantes impuso el boleto (gracias al amplio respaldo que entonces la población le dio a esa medida), que luego ha permitido que tengamos el Seguro de Accidentes de Tránsito (SOAT). También comenzó a ordenar el transporte, lo que fue interrumpido por su sucesor debido a que los transportistas paralizando totalmente la ciudad obligaron a retroceder  a las autoridades.

            La Defensoría del Pueblo señala en un informe que “El transporte urbano en la ciudad de Lima es una actividad que se desarrolla en condiciones muy riesgosas y precarias para sus ciudadanos y constituye una fuente significativa de polución ambiental. Esta situación pone en grave riesgo los derechos fundamentales a la vida, la integridad personal, la salud, a recibir un servicio de calidad y a contar con un ambiente adecuado”[8].

            Buscando mejorar la calidad de vida de los ciudadanos limeños la alcaldesa Villarán inició la reforma del transporte. A Villarán le quisieron hacer lo mismo: paralizar la ciudad y evitar que el ordenamiento del transporte se haga realidad.  El primer paro  de los transportistas fue bastante contundente, pero su administración siguió adelante en su objetivo y privilegiando el diálogo, la negociación y la persuasión logró convencer a un sector de ellos. Por eso, los siete paros siguientes de los transportistas no han tenido la contundencia ni la fuerza del primero. Esta importante victoria de la alcaldesa, que demuestra coraje, firmeza y actitud dialogante a la vez, no ha sido resaltada debidamente por los medios de comunicación y más bien actualmente está siendo blanco de una campaña en contra por parte del diario El Comercio.

            En el ordenamiento del Mercado Mayorista de La Parada ha sido algo similar. Recordemos que era uno asunto pendiente desde hace 44 años. Y que el ex alcalde Castañeda ya tenía Santa Anita listo para el traslado, pero prefirió postergarlo para no meterse en líos, según ha declarado quién trabajo con él en la Empresa Municipal de Mercados (EMMSA) el Sr.  Cillóniz.

            En ambos intentos de mejorar la calidad de vida de los limeños y limeñas la Municipalidad de Lima ha recibido el ataque de mafias vinculadas a las actividades del transporte y a La Parada que saben bien que los cambios impulsados por la Municipalidad afectarán sus ganancias mal habidas. El sociólogo Sinesio López señala que “el transporte urbano en manos de los informales ha hecho del tránsito limeño un infierno, sobreexplotan a sus trabajadores, ganan mucha plata y no pagan impuestos”[9]  Es por eso que el ex presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), Salomón Lerner Febres señala que “La vida en Lima no puede seguir en manos de intereses clandestinos que perjudican a todos”[10] 

 

LOS QUE SE OPONEN A LA REVOCATORIA

            Existe un importante sector de la población que considera que no se debe revocar a Villarán, entre ellos encontramos a:

  • Miembros de diversos grupos políticos como el fundador del APRA Armando Villanueva del Campo y Carlos Roca; Luis Bedoya Reyes y Lourdes Flores del Partido Popular Cristiano (PPC). Esta última incluso a hecho una invocación a aquellos que votaron por ella para que voten por el NO en la consulta de revocatoria.  A ellos se han sumado el ex presidente Alejandro Toledo, de Perú Posible; Gana Perú, Somos Perú, Acción Popular, el ex candidato presidencial Pedro Pablo Kucynski; así como también diversas agrupaciones de la izquierda peruana.  Y también más de la mitad de alcaldes limeños.
  • Diversos empresarios, así como también el gremio que los agrupa: La Confederación de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP). El empresariado considera que las numerosas inversiones públicas y privadas que están en marcha en la capital y que buscan mejorar la calidad de vida de la población capitalina pueden paralizarse debido a la incertidumbre sobre quién conducirá los destinos de Lima en los dos próximos años. Se habla de 5 mil
  • millones de soles comprometidos en proyectos de inversión hasta el 2014 y S/. 1,700 millones en inversión pública
  • Un sector de los medios de comunicación, como La República, La Primera, Trome, Diario 16, etc.
  • Un sector de la opinión pública y colectivos de la sociedad civil, como la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y diversos colectivos de mujeres.  Ellos valoran lo avanzado hasta ahora, consideran una gran injusticia la propuesta de revocatoria y  por ello se están organizando para impulsar el NO en las urnas el 17 de marzo.

            Vemos pues que la oposición a la revocatoria viene de diversos sectores políticos y ciudadanos; que coinciden que es la ciudad de Lima la que pierde con la revocatoria.  Dicha oposición tiene diversos motivos para apostar por el NO a la revocatoria. Mencionamos algunos de ellos:

1.- No se ha respetado la ley

            Como es de conocimiento público, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), en una decisión que ha sido cuestionada por diversos juristas, decidió, contra toda jurisprudencia,  que el error administrativo si es fuente de derechos. Es por eso que ordenó al Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) que verifique las firmas presentadas por los revocadores fuera del plazo estipulado por la ley  de participación ciudadana (Ley 26300).

            El abogado Juan Carlos Ruiz Molleda, de la ONG Instituto de Defensa Legal (IDL), señala que “la interpretación del JNE es inconstitucional cuando hace una interpretación literal del artículo 9 de la Ley de Procedimientos Administrativos Generales (Ley 27444), de espaldas a la Constitución, pues esa tesis en los hechos implica sostener que del error derivan derechos, y que una carta informativa, puede de facto modificar –e incumplir- el contenido de una norma con rango de ley” lo que es un absurdo jurídico[11].

            Esta arbitraria decisión es la que permitió a los revocadores cumplir, en forma extemporánea, con el requisito de 400,000 firmas para que se convoque a un proceso de revocatoria de la alcaldesa de Lima y todo el cuerpo de regidores.  Y en otra cuestionada decisión el JNE puso la fecha de revocatoria para el 17 de marzo, a pesar que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) había solicitado lo hiciera dos meses después, para poder preparar adecuadamente dicha jornada electoral, en la cual participarán 5´991,831 electores.

            Por todo ello el abogado constitucionalista, Enrique Bernales, declaró que “es evidente que el JNE está demostrando una enorme simpatía por la revocatoria de Villarán y eso llama mucho la atención”[12]

2.- El proceso de revocatoria paralizaría la gestión municipal

            Pues es imposible gobernar Lima teniendo tres alcaldes en cuatro años. Esto lo dicen porque si gana la revocatoria habría por unos meses un alcalde provisional, luego se llamaría a elecciones y entraría el otro, pero sólo por un año, pues el 2014 hay elecciones para elegir nuevos alcaldes en todo el país. Es por eso que un sector considera que con la revocatoria todos perdemos y es lo que explica que sectores muy diversos políticamente opten por el NO.

            Aquí también se hace énfasis en que  la ejecución del presupuesto de inversiones (solo provincial) de la Municipalidad de Lima en 2011 fue superior no solo al periodo 2003 (primer año de Castañeda) sino incluso superior a toda la gestión de Castañeda desde el 2003 hasta el 2008. Efectivamente, en su primer año de gestión Castañeda ejecutó el 39.9%, mientras que en el mismo periodo Villarán ha ejecutado el 55.9% del mismo. Y durante el primer semestre de este año  la Municipalidad de Lima  se ubica en el cuarto puesto (de 195 municipalidades provinciales) en cuanto a ejecución de su presupuesto total.

3.- Importantes reformas quedarían truncas

            Las reformas más importantes que buscan mejorar la calidad de vida de los habitantes de Lima: transporte, comercialización de alimentos y promoción de espacios públicos para el  fomento generalizado de la cultura, el deporte, la actividad física y recreación también quedarían en nada, perdiéndose lo que ya se ha avanzado hasta ahora.  Salomón Lerner Febres señala que “los esfuerzos de la alcaldía de Lima por desarrollar planes de largo plazo y resolver problemas de muy vieja data nos dan lugar a pensar en lo que la actividad política debería ser y en lo que, en efecto, puede llegar a ser” Y agrega que “Quienes viven aquí merecen un sistema de transporte razonablemente seguro, eficiente y cómodo; también merecen políticas de inclusión, espacios públicos, un comercio mayorista higiénico”[13].

            Sobre los actuales esfuerzos de la alcaldesa Villarán para ordenar el servicio de taxis que tantos reclamos está generando, Pedro Francke afirma que: “Estamos en el siglo XXI. No podemos seguir con un esquema de taxis informales y sin regulación como el que nos dejó Castañeda. Es necesario avanzar a la modernidad, y como cualquier ciudad del mundo, los taxis deben estar registrados, controlados y regulados. A algunos taxistas no les gusta y quieren seguir sin pagar sus multas circulando con carros viejos que generan alta contaminación. Pero eso no es lo que queremos los limeños”[14].

4.- La revocatoria implica un gasto innecesario

            La  jefa de la ONPE, Magdalena Chu,  estima que requiere aproximadamente 69 millones de soles para llevarla a cabo. Sin embargo, el anterior responsable de la ONPE, Fernando Tuesta, dice que a ese monto hay que aumentarle lo que gastarán el JNE, el RENIEC y las Fuerzas Armadas, ascendiendo el gasto a unos 100 millones de soles. Pero, además, si gana el SI, habría que convocar a otras elecciones, por eso algunos calculan que serían como 200 millones los que se gastarían en total. Gasto que al final somos los contribuyentes los que los terminamos pagando.

5.- No hay motivos reales que justifiquen la revocatoria

            La alcaldesa Villarán no es corrupta ni ineficiente. Si fuera ineficiente no podría haber sacado adelante dos papas calientes como La Parada y la reforma del Transporte Público. Los revocadores vinculados al ex alcalde Castañeda hablan de que no ha hecho nada, olvidando que Castañeda tuvo ocho años para hacer obras sin que nadie lo hostigara y que sus obras también demoraron. Solo recordemos que el Metropolitano tardó tanto que fue bautizado por la imaginación popular como “lentopolitano”. Si a alguien se le hubiera ocurrido revocarlo por ello hoy no contaríamos con tan importante servicio.

            Los que están por el NO reconocen que la alcaldesa ha cometido errores, por su inexperiencia en el cargo,  pero ¿a quién no le sucede lo mismo?. Por ello consideran que  eso no es motivo suficiente para una revocatoria. Alvarez Rodrich opina que “La actual gestión municipal no es perfecta y tuvo un mal arranque, pero no es ningún desastre y, luego de algunas correcciones, ha mejorado bastante y logrado encaminar reformas importantes para Lima”[15].

 

EL PROCEDIMIENTO DE REVOCATORIA

            El mecanismo de votación es un poco complicado, pues en la cédula de votación aparecerá el nombre de la Alcaldesa Susana Villarán de la Puente y de los 39 regidores de la Municipalidad de Lima. Y tendremos, por lo tanto, que marcar 40 veces ya sea por el SI (si estamos de acuerdo con que se les revoque, es decir que abandonen el cargo) o por el NO (es decir, que queremos que sigan en sus puestos y no sean revocados).

            Si gana el NO, Villarán permanece en el cargo, pero si gana el SI, deberá dejar el cargo de alcaldesa de inmediato, asumiendo la alcaldía el regidor accesitario, pero sólo de forma temporal hasta que se efectúen las elecciones complementarias para elegir nuevo alcalde.Por otro lado, algunos sectores cuestionan el modo de votación para la revocatoria, pues el Concejo fue elegido por lista única y no por votación directa a cada concejal. Consideran que debería emitirse sólo un voto por el SI o por el NO. Pero además, les preocupa que la complejidad de la votación induzca a error a más de un votante.

[1]) “Confirmado: Castañeda está en campaña y  busca evitar juicio Comunicore Boris Alegría confirma  participación de José Luna Gálvez en revocatoria  e insta a solidarios a lograr "triunfo" electoral de ex alcalde”, en Diario 16, 15 de noviembre de 2012.

[2]) De paradas y revocatorias” en La República, 1 de noviembre del 2012.

[3]) Ghiovani Hinojosa “Pena capital. Una lista de las obras que la gran prensa oculta” en Hildebrandt en sus Trece Semana del 16 al 22 de noviembre del 2012.

[4]) Desco Opina “¿A quién le importa Lima?, 9 de noviembre del 2012. Subrayado es del original.  

[5]) Trampas de una encuesta, en La Primera 19 de noviembre del 2012

[6]) “Perú. Alcaldesa y Mafias. Un Referendúm Excesivo” The Economist 10 de noviembre del 2012.

[7]) “Diez razones para un NO”. Por qué Susana Villarán debe terminar su alcaldía, en La República, 2 de noviembre del 2012.

[8]) Informe Defensorial n. 137 El Transporte Urbano en Lima Metropolitana: Un desafío en defensa de la vida (Lima, noviembre del 2008) p.175.

[9]) “Coaliciones mafiosas”, en La República 1 de noviembre del 2012.

[10]) “Recuperando la política”, en La República, 11 de noviembre del 2012.

[11]) “Sobre revocatoria de la alcaldesa de Lima: decisión del JNE es inconstitucional por arbitraria”, en Ideelemail,   Nº759, 31 de octubre del 2012.

[12] ) Consuelo Alonzo C. “Seis millones votarán por el destino de Lima el 17 de marzo del 2013”, en La República 1 de noviembre del 2012.

[13]) Recuperando la política. En La República, 11 de noviembre del 2012.

[14]) “Regular los taxis en bien del tráfico de la ciudad”, en www.otramirada.pe

[15] ) Diez razones para un NO Augusto Alvarez Rodrich. Por qué Susana Villarán debe terminar su alcaldía. La República, 2 de noviembre del 2012.

 

Pueden descargar el artículo original en PDF aquí.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

.
Calle Los Girasoles, Mz. "M" Lt. 20, Los Jazmines de Naranjal,
Los Olivos, Lima, Perú
Telef: (511)637-2915 / Email: isdenmsc2009@gmail.com
Copyright © 2017 - Instituto de Salud MSC "Cristoforis Deneke" - ISDEN